Historias que transforman

DESCUBRE MÁS
27/04/2021 | NOTICIAS

Medio siglo de Estudios Generales: testimonios de trabajadores administrativos

Este 2021, se cumplen 50 años de Estudios Generales Letras y Ciencias. Las voces de Carmen Villa y Jesús Vera Portocarrero son la prueba de la importancia de los trabajadores administrativos en la historia de ambas unidades.

Apenas ingresó a trabajar en Estudios Generales Letras, en 1993, Carmen Villa (secretaria) sabía que podía aportar con sus conocimientos. “Yo ya tenía experiencia previa con el uso de cuadros para ordenar información en el sistema”, dice. Eran épocas donde, en general, todavía no había un uso extendido de la computadora. Y así acompañó en el crecimiento administrativo de la unidad.

Y cuando se le pregunta cuál ha sido su mayor desafío durante todo este tiempo, responde sin titubeos: buscar apoyar a los profesores en sus labores administrativas.

“Mucho tiempo atrás había un proceso complejo donde se tenía que llenar tres actas de un mismo examen, así que decidimos simplificar el procedimiento. Conseguimos una fotocopiadora para que el profesor solo llene el original y nosotros fotocopiábamos”, dice. Así, cuenta, también reducían el margen de errores. “Ya los profesores venían de un mejor humor”, recuerda entre risas.

Mucho tiempo atrás había un proceso engorroso donde se tenía que llenar tres actas de un mismo examen, así que decidimos simplificar el procedimiento. Conseguimos una fotocopiadora para que el profesor solo llene el original y nosotros fotocopiábamos”.

Carmen Villa

Secretaria de la Oficina de Atención a Profesores de los Estudios Generales Letras PUCP

Sabe que, en esa búsqueda por mejorar la calidad educativa, se tiene que facilitar la labor de los docentes en el día a día. Y ese ha sido su férreo compromiso. “Pasé a ver el soporte a las clases como el seguimiento de las asistencias, avisos a los alumnos y los requerimientos que pudieran tener los profesores”, dice.

Y así acompañó en ese desarrollo de EE.GG.LL., que ya alcanzó el medio siglo de existencia. “Dentro de mis preocupaciones también tenía que ver de dónde se podía conseguir un proyector o una laptop para las clases, hasta que empezamos a tener nuestros propios equipos”, señala.

Ahora, en época de pandemia, el trabajo virtual le trajo dificultades como a todos. Sin embargo, supo adaptarse. Señala que lo más difícil en este momento es quizás haber perdido el espacio presencial para coordinar con los profesores, convertidos ya, a estas alturas de la vida, en grandes amistades.

Eficiencia

“Hay que saber escuchar y conocer plenamente el planteamiento, de tal manera que podamos dar una respuesta adecuada y una buena orientación a los alumnos”. Es difícil contar la historia de Estudios Generales Ciencias sin la figura de Jesús Vera Portocarrero, su secretario académico desde 1987, pero cuya vida en la PUCP la inició en 1974 como alumno.

Desde su puesto, se encarga del personal administrativo de la unidad, del registro de notas, de la atención de los docentes, pedidos de constancias, reclamos de los estudiantes, entre otras funciones.

Hay que saber escuchar y conocer plenamente el planteamiento, de tal manera que podamos dar una respuesta adecuada y una buena orientación a los alumnos”.

Jesús Vera Portocarrero

Secretario académico de los Estudios Generales Ciencias PUCP

Jesús entiende que el objetivo principal de los Estudios Generales es la formación integral de los alumnos. “En su mayoría, son menores de edad que vienen de distintos colegios de todos el Perú, con niveles y costumbres diferentes. Por ello, no solo tenemos la misión académica, sino también la humana”, dice con seguridad.

Por ello, agrega, desde esta etapa de la vida universitaria “tenemos que acostumbrarlos al orden, que entiendan que no debe haber favoritismos, que sepan que las decisiones son iguales para todos y buscar, además, que se los estudiantes se conviertan en profesionales éticamente correctos”.

Pero ahora, en pandemia, las dinámicas han cambiado. “Antes, el alumno venía por ventanilla por una preocupación y se le resolvía el problema de forma instantánea. Ahora hay que contactarlo y tener una reunión por videoconferencia”, señala. Sin embargo, a pesar de las dificultades, Jesús se sostiene en un equipo muy bien estructurado con el que coordina todos los días por Zoom.

Y, por ello, Jesús se llena de orgullo ahora que cumplen 50 años. “Somos una unidad ordenada, eficiente y reconocida por todos”, expresa sobre Estudios Generales Ciencias, la casa que ayudó a construir.